lunes, enero 05, 2009



lutos


desperdicio de la sonrisa
esquema
de lo imposible

aliento de roca
volcánica
en la lágrima

distancia y océano

naufrago en la ventisca

en la sangre la
mordida del negro


silencio en la arquitectura del pino

antonio martínez i ferrer

2 comentarios:

Gabriel dijo...

Me gusta el silencio en la arquitectura de los pinos. Me gusta el silencio que, por ausencia, anuncia la palabra grave si ha de haberla.

Ya sabes, amigo, cuánto me emociona tu incansable vitalismo comprometido.
Salud y un gran año!
¡Lo será!

Gabo

Antonio Martínez i Ferrer dijo...

Mi querido Gabo, tus palabras son portadoras de aliento. Tener tu amistad es en si misma una irreemplazable satisfacción. Gracias, Antonio.