sábado, mayo 23, 2009


I

se escarcha el rocío

la ventisca
recita
entre los pinos

mientras

el gusano danza
enfermo
de soledad


II

contenido el deseo
-ebrio de espacio-

en la tarde
las rodillas
estallan

antes
de ser derrotadas


antonio martínez i ferrer
del poemario
voces de pez

4 comentarios:

GRANDE dijo...

el gusano lelo piensa que el ave es también gusano, pero al ave le da igual, no se lo come y sigue volando con las buenas amistades de su especie.

Viktor Gómez dijo...

Querido Antonio:

esas rodillas que estallan me dejan aturdido.

buen poema, con imágenes que dicen de tu pictórica sensibilidad.

un abrazo grande,

Víktor

Arturo Borra dijo...

Querido Antonio, conmueven todas esas emociones que logras apresar en la brevedad de este poema.
Como siempre, por aquí te leemos con todo el afecto,
Va un abrazo,
Arturo

Antonio Martínez i Ferrer dijo...

Queridos Viktor y Arturo, gracias por vuestras palabras.

Un abrazo, Antonio.