jueves, mayo 14, 2009


De la mano de Mada Alderete recibo el poemario La casa de la llave. Libro que aconsejo que compréis.

Hoy lo leo y en los primeros versos siento mi mirada de agua, la palabra estalla como un grito interminable envolvente y crítico ante la dramática situación de las mujeres y sus hijos victimas de la violencia de genero, la voz de Mada Alderete es relatora del infierno que viven en su interior las victimas de tan cruel violencia.

Mada Aldereta trabaja en una casa de acogida y nos trasmite la profunda soledad y el dolor de esas mujeres y sus hijos y sobre todo la impotencia de ver que la sociedad no acaba con tal inhumano problema y el dolor se prolonga día a día sin que pueda ser resuelto totalmente.


Del poemario La casa de la llave.

en mi primer día
del trabajo nuevo
me han colgado un puñado de llaves del cuello
y me han dejado sola
tengo encerradas a seis mujeres
a sus hijas y a sus hijos
no es una cárcel
sólo cuido de que sus amantes
no les quieran demasiado

(…)

juanito pinta sólo con el color negro
habla de su papá todo el rato
mi papá tiene una fuboneta
(y es mentira)
mi papá me rompió los jubetes
los tiró por el balcón
(y es verdad)
mi papá es un cabonazo
(eso lo dice su mamá)


Mada Alderete.
La casa de la llave.
Ediciones Baile del Sol.

1 comentario:

Abelardo Manuel Martinez dijo...

todo lo que sea levantar conciencias Antonio, ya es interesante, más el tema que aborda este libro. Parece mentira que en pleno siglo XXI, mujeres deban vivir entre rejas; no rejas físicas, si no morales, de pánico, que son las peores rejas que existen. La libertad perdida de madres e hijos, sin razón solo por que un macho de boquilla no puede tolerar que el amor se haya terminado, o peor incluso; que esa mujer ya no está dispuesta a aguantar más golpes. Los golpes físicos duelen, pero las heridas en esos hijos que ven esas palizas, esas no se cierran nunca.
Un fuerte abrazo