domingo, diciembre 13, 2009



Esquirlas en el aliento.
Antonio Martínez i Ferrer



Directrices del pentágono.

Acerca a tus hijos
para implantarles
unos chips anti-ternura.

Necesito soldados
para invadir los sueños
y matar la mirada.

I
Pierdo la rebeldía
en las heridas provocadas
por el bisturí burgués.

El consumo me ha encarcelado.

II
Con una mano
escarbo tus intestinos,

con la otra
escarbo los míos

las dos manos
salen sucias.

2 comentarios:

@londr@ dijo...

Como bien se dice: "lo breve y bueno, es dos veces bueno"... plero claro está, que este poema mágico por su breve extensión es inagotable por la condesación de su contenido, el cual es de ser reflexionado por todos para comprender la realidad viviente......
Excelente !!!!
@londr@

Antonio Martínez i Ferrer dijo...

Estimada Alondra, gracias por tus amables consideraciones, así como tu yo creo que la brevedad en las exposiciones poéticas aportan el medio para su mejor comprensión y recepción del mensaje.

Saludos y felices fiestas. Antonio.