domingo, mayo 27, 2012

Muerte.


La procesión de la muerte: José Gutiérrez Solana


..y se viene repitiendo esta historia de hambre, dolor y muerte u otras parecidas, donde la premeditación del crimen es por parte de unos o los otros su filosofía de vida…

Lamentablemente, así ha sido en toda la existencia de esta especie, mal llamada, seres humanos…


Los buenos:

Un ataque de la OTAN mata
a ocho miembros de una familia Afgana
seis de ello eran niños.
-ES UN CRIMEN VERIFICADO-

La respuesta del mundo:
UN LAMENTABLE ERROR QUE INVESTIGAREMOS

(Podríamos decir también en este caso
REPULSA INTERNACIONAL POR ESTA MATANZA)


Los malos:

El ejercito sirio
ha matado a 92 civiles
treinta y dos de ellos eran niños
–SUPUESTAMENTE-
No se sabe si es el ejército o los rebeldes.

La respuesta del mundo:
REPULSA INTERNACIONAL POR ESTA MATANZA

(Podríamos decir también en este caso
UN LAMENTABLE ERROR QUE INVESTIGAREMOS)


Cuando más se marcan las arrugas en mi piel y la mirada se llena de brumas y manchas más me duele pertenecer a una especie que es capaz de asesinar a sus semejantes, en unos casos para robarles sus tierras o riquezas y en otros casos argumentando la propia seguridad, pero nada puede borrar la palabra crimen de estos actos.
Solo la esperanza de un mundo sin guerras, que sé que comparto con millones de hombres, me y nos mantienen en las trincheras de la lucha por la paz día a día.

Antonio Martínez i Ferrer. (27-5-2012)


2 comentarios:

Ann@ Genovés dijo...

Antonio,

Me uno a ti en la repulsa de sentirte humano capaz de tantas atrocidades: la guerra y los crímenes son horribles, siempre.

Quizás, a medida que las arrugas surcan nuestro vehículo, seamos más conscientes de ello. Es una vergüenza sin fundamentos. Como tú dices: ¡ojalá veamos una tierra sin guerras! Donde el hermano toma la mano de su hermano, sea cual sea sus creencias, su color de piel, su sexo o su edad.

Como siempre, encantada de leerte.

Besos,

Ann@ Genovés

Antonio Martínez i Ferrer dijo...

Continuar en las barricadas sin desfallecer por mucho que el despotismo, la avaricia y la crueldad nos cerquen.
Otro mundo SI es posible.
Antonio.