lunes, diciembre 13, 2010

niño patera

La inmigración. Mural de José Antonio Espinar


antonio martínez i ferrer

a los niños patera
13-12-2010


un grito de sal y viento
desgarra los horizontes
………..de la garganta

el cordón pulsa la vida
…………entre las olas
…la patera estrecha
sus costados de distancia

las miradas del miedo
…………….te acunan
junto a la sangre-vida
………que te acompaña
a los espacios del frío

niño viento sin esquinas
niño piel de la noche
..............................niño solo

niño desnudo de mañana
niño de los olvidos
..............................niño sueño

niño de manos-mundo
niño acera de océanos
..............................niño denuncia

niño de cuna ausente
niño con pañal de arena
..............................niño lluvia

niño de las distancias
niño para el recuerdo
..............................niño quimera

niño esperanza

3 comentarios:

ana maría dijo...

Mis felicitaciones, antonio, por el poema dedicado a los niños de las pateras. Poema extensible a todos los niños del mundo, incluso a los de "el primer mundo", pues todos navegan en su particular patera. Desde aquí, un bridis por todos los niños del mundo para que ninguno tenga que navegar a la deriva y de este modo no lleguen a ser "adultos navegando en pateras".
Un abrazo. Ana Mª Castillo Morneo

Antonio Martínez i Ferrer dijo...

Estimada Ana, Agradezco tu sensibilidad con la tragedia de los niños. Demasiado olvido y crueldad domina a una gran parte de esta sociedad.
Saludos, Antonio.

Joel dijo...

Gran payaso cobarde, llenas los sueños de paja, invitando al suicidio voluntario de las masas aturdidas por la velocidad.
Niños de colores danzan alrededor de su única madre, mientras los preciosos desheredados de la historia saltan al vacío de la ciega inconsciencia.
Dichoso el que vive del aire,
el que se alimenta de la hiel cotidiana de los cuentos sin final feliz.
Dichoso el que ama la tierra, durmiendo sobre terrizos enjambres de avispas míseras y sinceras.