sábado, noviembre 26, 2011

El crédito.

El ocaso: Luís Acosta


Aquellos lugares, (variaciones)

antonio martínez i ferrer


el crédito


en aquel momento

alguien

pidió un crédito blando

con ánimo

de comprar amaneceres


el día era frío

en el supermercado


en los puntos de congelación

el ganado

empaquetado

y amontonado


los colores del campo

etiquetados

morían en la soledad

de los estantes


una multitud de productos

yacían

en un desolado concubinato

esperando consumidores


después de las palabras

y una inquieta espera

-muy bien controlada por cierto-

la dependienta

con tono condescendiente

acepto la petición

se firmaron los impresos

y desde ese momento

-casi imperceptiblemente-

el futuro de los sueños

quedo encarcelado

entre las cuotas


seguro que un día

nos diremos

con tristeza

torpe la boca que pidió

y maldita

la mano que firmó


video

No hay comentarios: