lunes, enero 24, 2011

Lecturas: Emilio Freixas


DAVID GONZÁLEZ

EN LAS TIERRAS DE GOLIAT

El tatuaje encierra un resto de primitivismo en el hombre moderno.
PHILIPPE ARTIÈRES

HAY COSAS QUE ES MEJOR NO SABER

dieciséis tatuajes
me exponen
a la vergüenza pública:

el hombre moderno
que se tatúa
es un delincuente
o un degenerado
[1]

dieciséis tatuajes
me exponen
a la vergüenza pública:

sé por experiencia
que hay alguna espantosa
tara
en las personas que llevan
tatuajes
[2]

dieciséis tatuajes
me exponen
a la vergüenza pública

pero unas botas
de piel de serpiente pitón
me allanan el camino:

hay que llegarse
a las reservas
para dar con tribus
como la mescalera
que consideran
a quien calza botas
de la hermana serpiente
un asesino
[3]

ahora ya lo sabes
luego no digas
que no te avisamos

[1] Adolf Loos.
[2] Truman Capote.
[3] Alfonso Armada.

2 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

Eres impresionante. Cada vez que vuelvo a leerte, me dejas más y más admirada.

Un placer, de veras.

Besos!!!

Mo dijo...

Es como un mordisco doloroso que te deja el corazón paralizado.
Una escritura que me gusta, me acerca a la piel de quien lo ha escrito.