lunes, noviembre 01, 2010


A mi padre Antonio Martínez García en el 70 aniversario de su asesinato por las hordas fascistas.

Honores a todos los millones de mártires Anarquistas, Comunistas, Socialista y ciudadanos progresistas que murieron o fueron asesinados en su lucha por una Republica Socialista de trabajadores, en paz y libertad, donde no exista la explotación del hombre por el hombre.

Antonio Martínez i Ferrer

despertar
............en un tiempo nuevo
donde la bestia vencida
huya avergonzada

ese es
………NUESTRO sueño

12 comentarios:

Duarte dijo...

Me agrego a tu canto de libertad en honor y por la memoria de tu padre.

El padre de mi cuñado que también se llamaba Antonio tuvo. lamentablemente, el mismo fin. Que una persona vea troncada su vida, simplemente por expresarse en desacuerdo, es algo indignante, es castrarle de su libertad de expresión. Lo mínimo que puede hacer una persona es ser fiel a si misma.

Un gran abrazo, querido amigo

Estrella del mar dijo...

¿Lo resucitaremos?





Años en el aire , meses golpeando las puertas , y nadie responde, el silencio duele, ¿ Ellos están dormidos? ¿ O lo han sepultado?
Una letanía se escuchó hace mucho tiempo .Hubo tantos discursos en honor a ellos , se los mostraba como atlantes sosteniendo a la humanidad .Todos creyeron en ellos.
Elogiados, marco de las acciones , fuente donde beber.
Fueron gestados con amor y para que el amor guíe las acciones humanas . Todas las poblaciones del mundo aplaudieron su nacimiento. Surgieron para proteger , como lo hace una madre , para fortalecer a los caminantes explotados. Seguimos llamando y no responden , están silenciados y una venda cubre sus ojos , mientras niños , jóvenes , adultos y ancianos siguen desprotegidos.
Pero un día ví un cortejo fúnebre y escuché un lento tañir de campanas y allí estaban en un féretro marchando a la necrópolis .
Allí , encerrados en un ataud , fabricado por pérfidos señores ,marchaban los derechos humanos .


Stella Maris Taboro

Antonio Martínez i Ferrer dijo...

Ya lo he visto mi querido Joaquín, gracias por tus palabras y tu profunda sensibilidad, todos sabemos que hay millones de hombres y mujeres que sufrieron la persecución, la cárcel, las torturas y la muerte. Vivimos con la esperanza de que un día no muy lejano el pueblo vea la luz y pueda enterrar en el olvido tanto sufrimiento..



Un abrazo solidario, Antonio.

Antonio Martínez i Ferrer dijo...

Querida Stella, me ha conmovido tu poema, su cualidad entrañable abre las puertas del alma y hace que las emociones revolotean en su patios abrazada a la profunda solidaridad que ofrecen tus palabras.

Gracias, Antonio.

vicent camps dijo...

En tal dia com hui, tots som Antonio Martínez Ferrer. I el teu orgull i el teu dolor, forma part d'aquest pensament col.lectiu, que té l'ètica com a patró d'existència. També jo , entre de puntetes en el blog, sense fer soroll, i entre, en els sentiments de tants homes i dones, que com tú, amic Antonio, solament tingueren per recolzar infància i joventut, un buit que en els anys es plenaria de dignitat. Jo entre de puntetes i us deixe el meu reconeixement i la meua admiració, a vosaltres i als familiars que quedaren i us tragueren endanvant, entre tant de dolor i tanta injusticia. Una abraçada, ben forta, amic.

Estrella del mar dijo...

Amigo Antonio

Muchos textos tengo desarrollados sobre los DDHH

Antonio Martínez i Ferrer dijo...

Estimat Vicente, em sent agraït per les teues paraules. És evident que no abandonarem la trinxera de la lluita pel socialisme en llibertat i pau, perquè és la més noble de les activitats que podem realitzar en la nostra curta vida, segons les possibilitats de cada un. Salut Antonio.

Amelia Díaz dijo...

No!!
Que no se puede olvidar
aquello que no es de olvido.

Las palizas a la madre
antes de haberlo parido
por tener un padre rojo
enterrado en algún sitio.
Ni las noches de orfanato
al que llevaron al niño
por ser hijo de la guerra,
del bando de los vencidos,
entre los gritos del hambre
o los sollozos de frío.

Que no.
Que no se puede olvidar
aquello que no es de olvido.

Ni tantos saqueos canallas
ni tantos no aparecidos,
enterrados en cunetas
a la sombra de un olivo
ni tantas muertes injustas,
ni los campos de exterminio
aunque otros tengan la gloria
de tener un apellido.

Y, ahora, ¿quieren que olvide
aquello que no es de olvido?



Saludos!!!

Antonio Martínez i Ferrer dijo...

Querida Amelia, me has emocionado profundamente con la lectura de tus hermosos versos dedicados al recuerdo de mi padre, y tal como tu lo refieres fui un niño de la guerra nacido en julio del trágico año de 1939 puedes imaginar los sufrimientos y las ausencias vividas. Antonio.

Antonio Martínez i Ferrer dijo...

Querido Antonio:
Muchas gracias por hacerme compartir la emoción del recuerdo. Un abrazo y estas palabras.
Antonio Crespo Massieu.

Contemplando
la limpia mirada
la serena determinación
la juventud
nos alcanza
lo no vivido
lo arrebatado
lo no perdonable

Y un aliento
(indestructible)
una incumplida promesa
de esperanza.
------------
Muchas gracias por tus palabras en homenaje a mi padre. Antonio.

jose dijo...

mi tio Felix tambien fue fusilado como tanta gente por los franquistas eso no se olvida

jose dijo...

mi tio Felix tambien fue fusilado como tanta gente por los franquistas eso no se olvida